Funeral Pastor de Andorra

José Iranzo ya descansa en el cementerio de su Andorra natal. Allí se le ha dado sepultura en la mañana del 23 de noviembre entre jotas improvisadas como colofón a dos días en los que ha recibido el cariño de cientos de personas. El funeral ha sido un acto sencillo pero cargado de emoción y respeto en una abarrotada iglesia de la Natividad.

Comparte: