Los 22 metros de la Monumental encienden la noche de Castelserás

Las gaitas y los tambores que anunciaba la cercavila con autoridades y reinas de fiestas dieron la noche del viernes el toque inicial del acto más importante de las fiestas de Castelserás, el encendido de la Monumental. El espectáculo estalló a las diez y media cuando los caramballeros acercaron la llama a la hoguera en la noche previa a la festividad de San Sebastián que, al coincidir en viernes, hizo que fueran muchos los bajoaragoneses que se acercaran hasta la localidad. Enseguida sonó la gaita y tres vecinos bailaron el Rodat. Las llamas rápidamente subieron por la pira, de 22 metros de altura. La hoguera ardió durante la madrugada del día de San Sebastián aunque durante menos tiempo que otros años. El álamo se cayó solo sobre la una y media por lo que no fue necesario que los mozos entraran a cortar el tronco y hacerlo caer.
Comparte: